top of page

Remote learning support

Público·5 miembros

Recetas Caseras Para Curar El Dolor De Garganta !!INSTALL!!


Es probable que hayas experimentado los síntomas de dolor de garganta alguna o varias veces en tu vida. La picazón, la necesidad de rascarte y la sensación de ardor no es para nada agradable, especialmente si tienes otros síntomas de resfriado o un virus más grave. El dolor de garganta puede hacerte sentir verdaderamente miserable.




recetas caseras para curar el dolor de garganta



Sin embargo, en la mayoría de los casos, puedes encontrar alivio sin tener que acudir inmediatamente a tu médico. Aquí te presentamos 10 maneras de sentirte mejor cuando se presenta un dolor de garganta:


Algunas pastillas de venta libre para la garganta contienen mentol, un ingrediente que puede adormecer suavemente el tejido de la garganta. Esto puede proporcionarte un alivio temporal al ardor y el dolor. En un momento de apuro, cualquier caramelo puede tener el mismo efecto.


Los caramelos y las pastillas para la tos aumentan la producción de saliva y ayudan a mantener la garganta húmeda. Sin embargo, ni los caramelos ni las pastillas aliviarán el dolor de garganta tanto como las pastillas medicadas ni de manera tan efectiva, y es posible que pronto necesites alivio nuevamente.


Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), los virus causan dolor de garganta. Los virus no se pueden tratar con antibióticos, dado que estos solo matan las bacterias. En cambio, el virus tiene que seguir su curso en tu cuerpo.


Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de venta libre como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB) o el naproxeno (Aleve) pueden reducir la inflamación y la hinchazón en la garganta. También pueden aliviar el dolor o la picazón.


El té caliente endulzado con miel puede ayudar a calmar la irritación en la garganta. El té también te hidrata, que es otro paso importante en el tratamiento del dolor de garganta. Prepara una taza la próxima vez que te duela la garganta.


Usa un espray que contenga una combinación de equinácea y salvia. Un estudio publicado en European Journal of Medical Research encontró que este remedio a base de hierbas alivia el dolor de garganta tan bien como los aerosoles de venta libre.


Mantenerte hidratado es una parte importante del tratamiento para el dolor de garganta. Cuando te deshidratas, tu cuerpo no puede producir suficiente saliva y mucosidad para mantener tu garganta lubricada de forma natural y esto empeorará la hinchazón y la inflamación.


Respirar aire húmedo puede ayudarte a calmar el tejido inflamado en la nariz y la garganta. Utiliza un humidificador de vapor fresco para aumentar la cantidad de humedad en tu habitación. Puedes comprar humidificadores en la mayoría de las tiendas minoristas.


Si no tienes un humidificador, aún puedes obtener los beneficios del aire húmedo. Respirar el vapor que produce una ducha caliente te ayudará a que se reduzca la hinchazón y se alivie la incomodidad del dolor de garganta.


También puedes crear vapor dejando correr agua muy caliente en un lavamanos. Coloca una toalla sobre tu cabeza e inclínate en el lavamanos para respirar el vapor. Sigue respirando profundamente durante varios minutos y repite tantas veces como sea necesario; esto ayudará a aliviar el dolor de garganta.


Cuando además de dolor de garganta te sientes congestionado, coloca una o dos almohadas adicionales debajo de tu cabeza. La altura adicional ayudará a que puedas respirar con más facilidad. Cuando la congestión se alivie, no tendrás que dormir con la boca abierta, lo que puede resecar la garganta y hacer que te duela aún más.


Los virus causan dolor de garganta, pero a veces el culpable puede ser una bacteria, como el estreptococo, que causa la faringitis estreptocócica. Si el dolor de garganta no desaparece o empeora, o si tienes fiebre, consulta a tu médico para que te realice una prueba de estreptococo. Es posible que necesites un antibiótico.


El dolor de garganta es una afección común en la infancia. A menudo es causado por virus y mejora en cuatro o cinco días. Si tu hijo tiene fiebre de 101 F (38.3 C) o más, llévalo a su pediatra. La fiebre podría ser un signo de faringitis estreptocócica. Debido a que la causa del estreptococo son las bacterias, debe tratarse con un antibiótico.


Puedes aliviar el dolor de tu hijo con medicamentos como paracetamol (Tylenol para niños) o ibuprofeno (Advil o Motrin para niños). Debes consultar primero con el pediatra de tu hijo, si él o ella tiene menos de seis meses. No debes dar aspirina (Bufferin) a niños menores de 18 años, debido al riesgo de una afección rara, pero grave, llamada síndrome de Reye.


Una forma de evitar la exposición a los gérmenes que causan dolor de garganta es lavarte las manos con agua tibia y jabón a lo largo del día. Si no tienes cerca un lavamanos, usa un desinfectante para manos a base de alcohol. Lávate las manos cada vez que toques superficies comunes como perillas de las puertas o teclados, cuando estreches la mano de alguien o estés expuesto a personas que tosan o estornuden.


Algunas veces por la mañana o después de un día largo, puedes sentir dolor de garganta al tragar. Esto te puede dificultar comer, beber, hablar y resulta una verdadera molestia. Por ello es muy importante saber cómo aliviar el dolor de garganta.


Para ello primero verteremos un poco de sal en agua tibia, revolveremos bien para que se disuelva y procederemos a hacernos gárgaras con el agua tibia salada hasta terminar el vaso. Es importante no tragar el agua de las gárgaras para el dolor de garganta, puesto que es salada.


A muchas personas les resulta esta manera de cómo calmar el dolor de garganta. Un agradable caramelo duro, que no sea ácido ni muy fuerte (como esos caramelos refrescantes de mentol y eucalipto que te destapan la nariz). En cambio son preferibles los caramelos de miel, de propóleo, o del sabor frutal que más te agrade.


Si lo que estás buscando es cómo calmar el dolor de garganta al tragar, siempre es una buena opción un té caliente. Hay una gran variedad de tés para el dolor de garganta. Según la gente de Laboratorios Arkopharma las mejores opciones son:


El uso de paños calientes puede ayudar a mejorar la circulación en la garganta y al proceso de desinflamación. El calor del paño dilatará los vasos sanguineos y relajará de a poco los musculos, para así empezar a reducir el dolor.Basta con humedecer un paño con agua caliente, escurrirlo y aplicarlo sobre la garganta.


Por supuesto, miel. El alimento fabricado por las magnificas abejas le resulta muy útil a muchas personas para algo tan importante como aliviar el dolor de garganta. Puedes comerla sola o disuelta en infusiones como un té negro, verde o por ejemplo con limón. Como más te guste!


Si el dolor de garganta al tragar es muy fuerte y necesitas calmar o aliviar al mismo, puedes recurrir a los analgésicos de venta libre. Es muy importante que siempre consultes a un farmacéutico o médico acerca de la medicina que elijas tomar. Y también que siempre leas el prospecto, es decir el papel que acompaña a la medicación y explica los efectos, la dosis o cantidad de medicación que debes consumir, las contraindicaciones y efectos secundarios.


El médico, tanto el especialista en Otorrinolaringología como el pediatra, debe recomendar el método de alivio del dolor de garganta que más le guste al paciente y que más tolere, porque la miel con limón, por ejemplo, no es del gusto de todos.


En primer lugar, el especialista del Hospital del Niño Jesús aconseja tomar paracetamol, que se puede administrar tanto en jarabe como en supositorios, y es de libre dispensación en farmacia. Si el dolor es más fuerte y no cede con paracetamol se debe usar ibuprofeno, que también se presenta en forma de jarabe y además tiene efecto antitérmico. También de libre dispensación.


Alguna vez te has despertado con un molesto dolor de garganta que te quita toda la energía? A todos nos ha pasado alguna vez, y lo cierto es que cuando te sientes así lo primero que quieres es encontrar esa lista de remedios caseros para aliviar el dolor de garganta que te ayude a recuperarte.


La causa del dolor de garganta es determinante para saber qué tratamiento es el más adecuado para aliviar las molestias. La mayoría de los dolores de garganta se produce debido a una infección que puede ser viral o bacteriana. En el caso de los adultos los virus constituyen la mayor causa de infecciones de garganta, entre 85% y 90% de los dolores de garganta son producidos por infecciones virales.[1]


Las infecciones de garganta virales suelen remitir a cabo de unos días y se caracterizan porque causan dolor, enrojecimiento e inflamación de garganta, pero sin la presencia de otros síntomas como placas de pus o lengua blanquecina. Este tipo de infecciones no se tratan con antibióticos, pues no son efectivos frente a los virus y tomarlos sin supervisión médica puede resultar por el contrario perjudicial. En cambio, las infecciones de garganta bacterianas requieren de un tratamiento recetado por un profesional, pues además de causar dolor e inflamación de garganta producen otros síntomas como formación de placas de pus en la zona y fiebre.


Por lo general el dolor de garganta suele remitir a los pocos días, pero si las molestias persisten por más de 3 días o el dolor viene acompañado de otros síntomas como fiebre, gran dificultad para tragar o placas de pus visibles en la garganta, entonces se recomienda consultar al médico lo antes posible.


Seguir algunas recomendaciones en casa puede ser clave para acelerar tu recuperación y aliviar más rápidamente ese malestar. No sabes por dónde comenzar?, chequea los siguientes remedios caseros para aliviar el dolor de garganta:


Un baño caliente te puede hacer sentir mejor, ya que el vapor ayuda a humedecer la zona, reduciendo la mucosidad en la garganta y ayudando a calmar el dolor de garganta. Además, ya que favorece la relajación, te ayudará a conciliar el sueño y descansar mejor si lo haces un poco antes de dormir.


Acerca de

Welcome to the group! You can connect with other members, ge...
bottom of page